14 técnicas de neuromarketing para mejorar tu diseño web

14 técnicas de neuromarketing para el diseño web

14 técnicas de neuromarketing para mejorar tu diseño web

¿Qué es el neuromarketing?

El neuromarketing se define como “la ciencia de la utilización de los sesgos cognitivos para influir en el proceso de toma de decisiones de los consumidores en la comercialización”. Es decir, el uso de factores de decisión de compra que nada tienen que ver con actos pensados y racionales para conseguir un aumento de ventas en un negocio. Los expertos en neurociencia afirman que el cerebro de los humanos está formado por tres partes diferenciadas:

  1. Cerebro humano: responsable del aprendizaje.
  2. Cerebro mamífero: relacionado con las emociones.
  3. Cerebro reptil: controla las funciones básicas para la supervivencia y dirige las decisiones de compra. Este cerebro sólo reconoce los conceptos concretos y toma las decisiones de compra cuando se le presentan conceptos tangibles y claros.

Esto significa que, en el caso del diseño web, toda la página y su contenido debe estar presentado y explicado de manera detallada. Incluyendo los beneficios que obtendrá el cliente si compra ese producto o servicio y con mensajes claros y concisos. Lo que te ayudará a aumentar la tasa de conversión y el porcentaje de visitantes.

14 técnicas de neuromarketing para mejorar tu diseño web

  1. Testimonios: es un recurso muy valioso ya que es realmente influyente para los potenciales clientes. El mejor lugar para colocarlos es en la página junto al producto o servicio del que se está hablando.
  2. Efecto halo: si a alguien de una gran reputación le gusta tu marca enséñalo. Te hace más creíble frente a tus futuros clientes. Además puedes añadir también una sección con todas las marcas o personas que confían en ti, agregando tweets o mensajes de ellos para hacerlo más real.
  3. Mostrar acciones de social media: si tu contenido en redes sociales tiene un alto número de Me Gusta, Compartido o Comentarios es interesante que compartas estos datos a través de un widget. Esto dará la sensación de que tu contenido es realmente bueno.
  4. Imágenes contextualizadas: el subconsciente del consumidor compra emociones y experiencias, no productos ni servicios. Por ello, el neuromárketing aconseja utilizar imágenes contextualizadas.
  5. Certificaciones, afiliaciones y premios: en Internet la confianza lo es todo. Por eso es una buena opción incluir dentro de tu diseño web todas las certificaciones, premios y afiliaciones que tenga tu empresa. Debes colocarlos en la página principal, normalmente en el pie.
  6. Lo más vendido: crea una sección con los productos o servicios más vendidos. Añade también información sobre su popularidad en sus descripciones. Esta técnica también puedes utilizarla en el blog, mostrando lo más visto, popular o comentado.
  7. Estudios y estadísticas: busca datos que avalen la importancia de tus productos o servicios.
  8. Dossier de prensa: otra opción interesante es crear un apartado dentro de la web donde recojas toda el contenido en el que se habla de ti. Pueden ser periódicos, revistas, podcasts, blogs, otras webs…
  9. Reseñas: al igual que los testimonios, sirven para influir sobre las decisiones de los futuros clientes. Además, son más visuales ya que aparecen con estrellas al realizar búsquedas en Google. El cerebro humano tiende a confiar demasiado en la primera pieza de información que recibe al tomar decisiones. Toda la información posterior se ve en el contexto de la primera.
  10. Precios: un gran descuento en el precio en la página principal puede hacer desconfiar. Asegúrate de que siempre hay al menos un producto de mayor precio en tu página. Tienes que tener en cuenta el poder del Gratis, del uso de los números impares, de los grandes porcentajes, de los planes de precios o del tiempo limitado…
  11. Ofertas limitadas: las personas estamos más preocupadas por perder algo que por ganarlo. Por eso es importante una estrategia de descuentos, dejando siempre claro que hay otro producto de mayor valor. La escasez hace que la gente se preocupe por perder una oportunidad, como por ejemplo “Este evento se agotó la última vez” o “Producto agotado”. Muchos vendedores venden productos con oferta ilimitada, creando escasez artificial. Por ejemplo poniendo “Agotado” a un producto y colocando al lado otros modelos prácticamente iguales.
  12. Periodos de prueba o muestras gratis: el usuario pagara mas por un producto o servicio que ya posee, que por uno que todavía no ha adquirido. La idea es que se acostumbren a utilizarlo o a beneficiarse de él para que luego ante la idea de perderlo decidan pagarlo.
  13. El momento del pago online: se trata de la última oportunidad para el comprador de arrepentirse y abandonar la tienda sin comprar. Realiza una página de pago con un diseño sencillo y sin elementos que distraigan la atención del comprador. Incluye información clara sobre las etapas del pago y en especial cuántos “pasos” tendrá que realizar para completarlo. Además, añade diferentes métodos de pago ya que cuando se añaden varias opciones el usuario es más proclive a realizar la compra. Y no te olvides de añadir un regalo inesperado al carrito. El neuromárketing establece que los consumidores tomamos decisiones de compra más rápido para evitar perder una oportunidad de ganar u obtener un beneficio extra.
  14. Colores y llamadas a la acción: para ello debes tener en cuenta la técnica llamada Eye Tracking. Consiste en estudiar el movimiento de los globos oculares, la dilatación de la pupila y el parpadeo del sujeto para conocer el inconsciente de los sujetos y medir la efectividad de la página web. Además, debes tener en cuenta la selección de color en el diseño web, por ejemplo, utilizando el color naranja para los botones de compra.

Conocer el cerebro para conseguir más ventas

No subestimes el poder del neuromarketing. Todas las personas que entran en tu web tienen cerebro, un cerebro que toma decisiones de compra de forma inconsciente. Utilizar estas técnicas en tu diseño web puede suponer un gran cambio en tu página.

¡Consigue más ventas gracias al neuromarketing!